Actualidad
SALUD • ALIMENTACIÓN • BIENESTAR • SOSTENIBILIDAD
Cómo combatir la astenia otoñal: ¿en qué nos afecta?

¿Te sientes más cansadx de lo normal? Con el cambio de estación, nuestro cuerpo sufre una serie de cambios que nos alteran y que hacen visibles una serie de síntomas que anteriormente no teníamos: cansancio, tristeza, apatía o irritabilidad son síntomas muy comunes tras la disminución de horas de sol con la entrada del otoño. ¡No te preocupes en exceso por ello! No se trata de ningún problema grave y con unos buenos hábitos podemos combatirlo a la perfección.

Pero…¿Qué es la astenia otoñal? ¿Cuánto dura?
Cuando hablamos de astenia otoñal, hablamos de cómo se ve afectado nuestro estado anímico a causa de los cambios atmosféricos de este periodo de tiempo: el descenso de las temperaturas, la bajada de presión así como la vuelta a la rutina después de las vacaciones de verano hacen que nuestro sistema inmunitario se vea afectado causándonos cansancio o fatiga e incluso dolor en las articulaciones o músculos.

Esta falta de vitalidad ocurre como un proceso de adaptación de nuestro cuerpo a todos estos cambios estacionales, lo que nos lleva también a poder tener somnolencia o incluso falta de apetito. Esto es algo puramente transitorio, de hecho, la astenia estacional es un cansancio puntual que no suele durar más de 15 días o un mes como mucho. Si esta sensación de cansancio perdura en el tiempo, sería conveniente ir al médico para ver que todo está bajo control.

¿Cómo podemos ponerle freno a la astenia otoñal?
Tips para ajustar nuestro cuerpo a los cambios de estación

Tal y como hemos explicado anteriormente, la reducción de las horas de luz y la vuelta a la rutina hacen que nuestro cuerpo necesite un periodo de adaptación que regule todos estos aspectos. Desde Ubago, queremos compartir con vosotros algunos tips esenciales que puede ayudarnos a equilibrar nuestro cuerpo y hacerle frente de forma fácil a la astenia otoñal:

Respeta las horas de sueño.
Este tip es algo que repetimos muy a menudo y la mayoría de veces no valoramos lo importante que es tener un buen descanso. Recordemos que la astenia otoñal viene precedida por la falta de horas de sol, por lo que para que tu cuerpo vuelva a la normalidad, debes procurar tener al menos una media de 7-8h de sueño diarias. Por otro lado, no solo es importante el número de horas y la calidad de las mismas, lo es también el mantener una rutina de tus horas de sueño: trata de irte a dormir siempre a la misma hora así como levantarte cada día a la misma hora.
No olvides practicar deporte.
Sí, lo sabemos. Esto siempre os lo recordamos. La práctica deportiva ayuda a que nuestro organismo genere endorfinas y con ello podamos superar esa sensación de tristeza o apatía que produce la astenia otoñal. Volver a la rutina también significa volver a practicar deporte como lo hacías antes de que llegase el verano.

Pon límites a tu diálogo interno.
¿A qué nos referimos con diálogo interno? Es simple: cómo nos hablamos y cómo hacemos que cada pequeña cosa del día a día no sea un tema que estás rumiando durante X número de horas. Esta tarea es bastante difícil y lleva mucho tiempo aprender a controlarla, pero es esencial que, para combatir la tristeza o apatía que nos produce la astenia otoñal, pongamos de nuestra parte con las cosas que pensamos y también con la forma que tenemos de gestionarla. Si pensamos en positivo, haremos que esa sensación de agobio o estrés disminuya.

Tu alimentación será tu arma más poderosa
Para poder levantar el ánimo nuestro cuerpo necesita una serie de nutrientes esenciales que nos ayuden a combatir este estado continuo. El triptófano, por ejemplo, es un nutriente esencial que será el perfecto aliado para combatirlo.

Alimentos ricos en triptófano por ejemplo son los huevos, los lácteos, carnes, legumbres y también el pescado azul. En este último caso, los pescados azules que contienen un mayor porcentaje en este nutriente son el salmón y el atún, por lo que como siempre defendemos, es de suma importancia incluir en nuestra dieta la ingesta de pescado 1-2 veces a la semana.

También la falta de hierro puede provocarnos cansancio, por lo que los alimentos más ricos en este mineral son el marisco, carnes, pescados y legumbres. La vitamina B6 también es fundamental para que nuestro cuerpo no sufra en exceso de astenia o irritabilidad. Por ello, los cereales integrales, la levadura de cerveza, o el pescado azul son muy recomendables para combatir la astenia.

Comparte
Noticias relacionadas
Cinco ideas originales sobre cómo reutilizar los botes de conservas.
Ver más
¿Qué es el Omega-3?
Ver más
Importancia de las proteínas en la práctica deportiva
Ver más
NutriScore, ¿en qué consiste? ¿cómo puede ayudarnos?
Ver más