Actualidad
SALUD • ALIMENTACIÓN • BIENESTAR • SOSTENIBILIDAD
Importancia de las proteínas en la práctica deportiva

Parece que nuestro cuerpo -algo reacio- se ha estado adaptando a la nueva normalidad que se respira por fin en España. Desde el pasado 4 de Mayo, nuestro país entró en Fase 0, dándonos la posibilidad a jóvenes y adultos a practicar deporte o pasear en una franja horaria determinada. A partir de este pasado lunes 11, comenzamos a respirar una nueva realidad que aún se nos puede hacer extraña -aunque no todos-. Ante esta nueva circunstancia, recuerda siempre que es de suma importancia seguir manteniendo medidas de seguridad. Esta nueva normalidad debe llegar a nosotros como una oportunidad para hacer las cosas bien. ¡No es momento de relajarse!

Y justo de eso hoy hemos venido a hablaros: de evitar relajarnos más de la cuenta y darle caña -sólo la necesaria- a nuestro cuerpo. Después de más de 50 días de confinamiento, más de uno se ha tomado muy en serio el practicar deporte en casa -sí, YouTube ha sido nuestro perfecto aliado durante esta cuarentena- y ahora también debemos sumarle la opción de poder salir a pasear al aire libre e incluso de practicar deporte en la calle.

Ahora que volvemos a una actividad que nos permite hacer más cosas de nuevo, tenemos que atender especialmente a nuestra alimentación. ¿Sabías que el consumo de proteínas está intrínsecamente ligadas a la práctica deportiva? El motivo principal reside en que durante la práctica deportiva, nuestro organismo consume un mayor número de carbohidratos y grasas, por lo que la ingesta de éstas es esencial a la hora de mantener la masa muscular. ¿Por qué son tan esenciales las proteínas? Para aquellos que lo desconozcan, las proteínas ayudan a nuestro cuerpo en la creación de tejidos además de ayudar a nuestro cuerpo a su correcto desarrollo.

Para entenderlo adecuadamente y profundizar acerca de la importancia de las proteínas hay que saber que éstas están formadas por aminoácidos diferentes unidos entre sí. De hecho, podemos encontrar veinte bloques de construcción de aminoácidos diferentes hallados tanto en animales como en plantas. Los aminoácidos los podemos clasificar en dos grupos: esenciales o no esenciales. Nuestro cuerpo no puede producir aminoácidos esenciales por lo que, a través de nuestra dieta, seremos capaces de nutrir nuestro cuerpo de todo lo que éste necesita. En el caso de los aminoácidos no esenciales, estos son producidos por nuestro organismo por lo que no son necesarios incluirlos en nuestra dieta.

Pero…¿qué hacen estas proteínas en nuestro organismo?
Todas tienen una función diferente y que forman componentes estructurales de nuestras células y tejidos. El proceso de estas proteínas en nuestro cuerpo requieren de un suministro continuo de aminoácidos y es por ello por lo que debemos de mantener una dieta rica y equilibrada en productos que nos aportan aminoácidos esenciales.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la ingesta diaria de proteínas recomendada oscila entre el 10% y el 15%. Esto hablamos de personas que prácticamente llevan un ritmo de vida normal por lo que para los que practican de forma asidua cualquier tipo de deporte, deberán tener en cuenta que el consumo de proteínas deberá ser superior dependiendo del tipo de deporte que ejerzas. La falta de proteínas para ese segmento de la población puede verse repercutido en su capacidad de resistencia corporal y mental.

Para mantener en su correcta medida la ingesta de proteínas en nuestra alimentación, nosotros te hablaremos de algo que manejamos a la perfección. Los pescados constituyen un tipo de carne con un gran porcentaje de proteínas, es por este motivo que es súper importante conocer todo lo que ellos nos ofrecen para así incorporarlos en nuestra dieta habitual de una forma equilibrada. Pescados como el bonito, el atún, el salmón, la caballa o el bacalao son unos de los pescados con un mayor aporte proteico además de otros ácidos grasos como el Omega-3.

Nosotros desde Ubago, te recomendamos que te elabores un planning semanal de comidas. ¿Qué conseguimos con esto? Controlar de una forma más certera lo que comemos día a día, evitando los excesos y equilibrando al máximo los alimentos que consumimos. ¡También es una buena forma de organizarte la compra y los productos que tienes que consumir! Por ejemplo, una forma visual de ver qué queremos comer y lo que finalmente comemos es a través de este planning estableciendo de una forma variada y no repetitiva los distintos platos. Mantener una dieta equilibrada no quiere decir comer poco ¡es justo lo contrario! Es comer bien y en la medida exacta que necesita nuestro cuerpo. Recuerda siempre que debes comer varias piezas de fruta al día; incorporar legumbres como algo habitual; reducir la cantidad de ingesta de carne a la semana e incorporar el pescado como algo más habitual. Una dieta sana y equilibrada también ayuda a mantener un buen estado de ánimo.
Si te cuidas por dentro, esto también se verá reflejado en todo lo que proyectas. Todo lo bueno está dentro de ti.

Comparte
Noticias relacionadas
Melva en conserva, una alternativa perfecta.
Ver más
Hábitos saludables durante la cuarentena
Ver más
Hábitos saludables: cómo volver a la rutina mejorando tu estilo de vida.
Ver más
8 Beneficios de la práctica deportiva en nuestro cuerpo.
Ver más