Actualidad
SALUD • ALIMENTACIÓN • BIENESTAR • SOSTENIBILIDAD
¿A dieta? Las sardinas en conservas pueden ser tus aliadas.

Con la llegada de Enero, tenemos la segunda oportunidad de comenzar de verdad la dieta. Y decimos ‘segunda’ porque sabemos que en Septiembre más de uno tomó la iniciativa de cuidarse pero una vez que llegan las fiestas…¡ay, las fiestas! La dieta se convierte definitivamente en un tema tabú en cualquier mesa.

¡Pero no pasa nada! Sabemos que ahora con el inicio del año nos cargamos de energía positiva y podemos retomar las cuentas pendientes. Aprovechando este alarde de positividad y ganas, hoy os hablaremos de forma más amplia de nuestras amigas las sardinas -en conserva-. ¿El motivo? ¡Es muy sencillo! Las sardinas en conserva, a partir de hoy, se van a convertir en nuestras eternas aliadas para hacer equilibrada nuestra dieta.

Las sardinas en conservas son perfectas para una cena ligera, rápida y fácil de hacer. Puedes consumirlas tanto en formato bocadillo como en ensaladas o con tostas. ¡Lo que quieras! Lo importante de ellas no es su simpleza es más bien la importancia de los nutrientes que nos aportan.

Las sardinas en conservas contienen importantes nutrientes como por ejemplo vitaminas del grupo B, vitamina D, calcio, yodo y proteínas. Si lo que buscamos es mantener una dieta equilibrada, te recomendamos que lo añadas a tu dieta al menos una vez a la semana. Una de las grandes virtudes de nuestras amigas las sardinas es que son una gran fuente de Omega-3 lo que ayudará a nuestro organismo a regular los altos niveles de colesterol y triglicéridos. También, el elevado porcentaje en calcio y vitamina D son esenciales para el fortalecimiento de nuestros huesos y dientes. ¡Es una fuente natural sin precedentes!

¡Ah, se nos olvidaba! Dentro de los importantes nutrientes que nos aportan las sardinas en conserva, también debemos de mencionar el fósforo. ¿Estás en época de estudio? ¡Pues te van a venir genial! De cada 100gr de sardinas que consumas, podemos encontrar alrededor de 475mg de este mineral. Recordemos que el fósforo no es solo necesario para nuestra memoria, también es muy útil para el correcto crecimiento de nuestros huesos y dientes.

Con todo lo que ya te hemos contado… ¿la incluirás dentro de tu planning de dieta? Nosotros creemos que sí.

Comparte
Noticias relacionadas
Prepara tus defensas con el cambio de estación.
Ver más
Cinco ideas originales sobre cómo reutilizar los botes de conservas.
Ver más
Cinco recetas fáciles y resultonas para esta Navidad
Ver más
¿Qué es la melva? Propiedades nutricionales de la melva
Ver más