Actualidad
SALUD • ALIMENTACIÓN • BIENESTAR • SOSTENIBILIDAD
4 ingredientes estrellas, 4 recetas veraniegas

Se acerca el verano y con el calor nuestros hábitos cambian un poco, incluyendo los alimenticios. Con las temperaturas veraniegas nos apetece apostar por recetas más ligeras y fresquitas, para evitar digestiones pesadas y el sopor veraniego.

Para ayudarte a encontrar las mejores propuestas, te traemos 4 ingredientes estrellas para 4 recetas rápidas, frescas, ricas y saludables que triunfarán en verano.

1. Caballa

Nuestro primer ingrediente es la caballa, la protagonista indiscutible de nuestra primera propuesta: ensalada de caballa, garbanzos y pimientos asados.

¿Qué necesitas para prepararla? Pues 2 latas de filete de caballa del sur en aceite de oliva, 2 huevos, pimientos asados o del piquillo, 2 tomates maduros, rúcula o canónigos, aceite de oliva virgen extra y sal.

Es muy fácil de preparar, cociendo previamente los huevos y escurriendo los garbanzos antes de preparar la ensalada. Cortamos los pimientos y tomates y montamos la ensalada añadiendo como base los garbanzos y la rúcula (o canónigos). Después, colocamos los tomates y pimientos. Aliñamos al gusto con sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra y vinagre. Para terminar, colocamos la caballa y los huevos duros cortados. Una ensalada perfecta para llevártela a la playa o a un día de picnic.

La caballa es rica en Omega 3 y vitamina D, además de una completa fuente de proteínas y minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio y el yodo.

2. Melva

El siguiente ingrediente imprescindible para preparar las mejores recetas de verano es la melva. Y nuestra propuesta ideal para un almuerzo nutritivo los días que tengas que trabajar en verano son las papas aliñás con melva.

¿Qué necesitas para esta receta? Pues patatas, una lata de melva, cebolla, perejil, aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez. Primero limpiamos, pelamos y cocemos las patatas. Mientras, se pica muy finamente la cebolla y el perejil, y una vez que las patatas estén listas, se cortan en trozos, se dejan enfriar y se mezclan con la cebolla y el perejil. Después añadimos la melva desmenuzada y mezclamos todo.

Salpimentamos al gusto y aderezamos con aceite de oliva virgen extra y el vinagre de Jerez. Recuerda guardarla en frío para servirla fresquita.

La melva es perfecta para acompañar estas patatas, ya que complementa los hidratos de carbono de estas con su fuente de proteínas, minerales y Omega 3.

3. Sardina

Y ahora, ¿quién puede resistirse a unas sardinas? Sí, es la tercera delicia en nuestras recomendaciones para estas recetas de verano.

Te proponemos una sabrosa tarta salada de mozzarella, tomates y sardinas, que gustará a niños y mayores. Necesitarás 1 lata de sardinas en aceite, mozzarella fresca, tomates cherry, queso parmesano, 3 huevos, medio sobre de levadura, leche y harina.

Lo primero es precalentar el horno y empezar mezclando muy bien la harina, los huevos, la leche y la levadura, añadiendo sal y pimienta al gusto. Después, vertemos la mezcla en un molde para horno.

A continuación, lavamos y cortamos los tomates cherry en trocitos junto con la mozzarella, y lo añadimos todo a la masa. Después, sacamos las sardinas de la lata, las desmenuzamos bien y las añadimos también. Espolvoreamos un poco de queso parmesanos por encima (y puedes añadir albahaca y orégano si quieres) y horneamos durante 45 minutos, observando bien que se vaya dorando. Una vez salga del horno, déjala enfriar un poco y ¡a disfrutarla!

Las sardinas son un alimento muy completo gracias a sus ácidos grasos saludables como el Omega 3, que ayuda a la salud cardiovascular y a mantener el desarrollo cognitivo, además de aportar vitamina B12 y calcio.

4. Langostillos

Uno de nuestros productos más reconocidos son los langostillos, y a ellos hemos dedicado la cuarta receta veraniega. Te vas a enamorar de estas deliciosas tulipas de huevos revueltos con langostillos, con las que sorprenderás a tus invitados en cualquier cena en casa una noche de verano.

Para elaborar estas tulipas necesitas 4 hojas de pasta brick o pasta filo, 1 lata de langostillos al natural, 4 huevos, eneldo, mantequilla y aceite de oliva virgen extra.

Primero untamos las hojas de pasta brick con mantequilla y las colocamos en moldes pequeños de horno para que coja forma. Se dejarán de 2 a 5 minutos en el horno, precalentado a 200 ºC, para que se hagan bien.

Después, mientras se enfría la pasta, batimos aparte los huevos y el eneldo, añadiendo sal y pimienta al gusto, y les añadimos los langostillos, que previamente habremos escurrido bien. Cuando lo mezclemos todo, se fríe en una sartén con aceite de oliva virgen extra, removiendo hasta hacer una tortilla con todos los ingredientes integrados. Por último, llenamos las tulipas de pasta brick con el preparado y servimos a temperatura tibia.

Los langostillos son ricos en hierro, además de bajos en calorías y grasas, ¡perfectos para una cena ligera y deliciosa!

Comparte
Noticias relacionadas
¿Cómo ponerle freno al estrés?
Ver más
Cómo combatir la astenia otoñal: ¿en qué nos afecta?
Ver más
Recetas navideñas con salmón ahumado
Ver más
Ideas refrescantes para hacer deporte al aire libre.
Ver más