Actualidad
SALUD • ALIMENTACIÓN • BIENESTAR • SOSTENIBILIDAD
Dos platos y un postre que te refrescarán este verano

¿Ola de calor? Combátela con nuestros tips para el verano y sigue disfrutando de lo que de verdad te gusta.

En estos días de ola de calor, desde Ubago te aconsejamos seguir las recomendaciones que hacen los profesionales de la salud para continuar con nuestras actividades diarias sin que afecte a nuestro bienestar. Nosotros siempre seguimos estos consejos:

– No salgas en horas de máximo calor. Estas son las horas centrales del día (de 12 del mediodía a 6 de la tarde)
– Protégete con gafas de sol y gorra cuando salgas a la calle, y utiliza también protector solar.
– Hidrátate mucho, bebiendo agua regularmente y evitando el alcohol.
– Mantén una alimentación equilibrada con gran variedad de alimentos naturales, que aporten agua y minerales para reponer los que perdemos con el sudor.

En este punto es importante prestar atención a las recetas que preparamos durante el verano, ya que muchas veces con las prisas no queremos perder tiempo cocinando recetas muy complejas. Y, otras veces, a la hora de ir a la playa o la piscina, preparamos cualquier cosa para comer sin prestar atención a que sea un plato saludable.

Aquí te presentamos nuestras recetas aliadas que te solucionan las comidas en verano, para no perderte ningún plan o para complementar tus platos de una forma más fresquita y nutritiva.

1. Ensalada de pasta con melva, ideal para la playa o la oficina.

¿Qué ingredientes necesitas?

– Lechuga
– 1 tomate grande
– 250 gr melva en aceite de oliva virgen.
– 175 gr pasta fría cocida “al dente”.
– 2 huevos duros
– Queso fresco
– Aceitunas

Para su preparación cocemos la pasta y reservamos. Limpiamos la lechuga y el tomate, lo troceamos y añadimos a la pasta, junto con los huevos duros pelados y en trocitos, el queso fresco y la melva (podemos aprovechar el aceite de la melva para aliñar). Añadir después las aceitunas, sal, vinagre y especias al gusto.

El tomate es agua en su mayoría, ricos en licopeno y vitaminas A y C, por lo que es perfecto para las recetas veraniegas.

La lechuga es un ingrediente ligero, que aporta pocas calorías pero alto contenido en agua y vitaminas, además de combinar a la perfección en cualquier ensalada.

La melva aporta una gran fuente de Omega-3 y Omega-6, proteínas y minerales como el calcio y el hierro, por lo que es un complemento perfecto para tus platos.

2. Tartar de salmón y aguacate, para disfrutar en casa con un plato especial para dos.

¿Qué ingrediente necesitas?

– 1 pieza de salmón noruego ahumado
– 1 aguacate grande
– 1 cebolla roja
– El zumo de medio limón
– 1 pizca de pimienta negra
– 1 cucharadita de salsa de soja
– Cilantro y especias al gusto para decorar
– Aceite de oliva virgen extra

Para esta receta comenzamos cortando el salmón en cubitos y colocándolos en un cuenco grande. Pelamos y cortamos el aguacate en cubos del mismo tamaño que los del salón y lo agregamos al mismo cuenco. Picamos finamente la cebolla roja y la añadimos junto con cilantro fresco.

En un bol aparte preparamos un aliño a base de aceite de virgen extra, salsa de soja, el zumo de medio limón y pimienta negra. Removemos y lo añadimos a la mezcla anterior. Podemos reservar toda la mezcla en frío antes de servir, bien preservada en el cuenco tapada con papel film.

Por último, cuando vayamos a servirlo, utilizamos un aro pequeño de emplatar para montar nuestro tartar y decoramos con especias y semillas al gusto.

El aguacate es perfecto para tus recetas más fresquitas, y además tiene un gran aporte de Vitaminas C y E que ayudan a aumentar el colágeno y la protección frente al sol.

El salmón ahumado tiene un alto contenido en ácidos grasos Omega-3 que ayuda a favorecer el sistema circulatorio y es beneficioso por su gran aporte de vitaminas y proteínas. Además, nos encanta su sabor y lo bien que combina en cualquier receta.

¿Y de postre?

Nuestras propuestas más deliciosas y refrescantes son, sin duda, los polos de frutas caseros. Muy saludables y ricos, además de prepararse de una forma muy fácil.
Hazte con moldes específicos para ello y elige tu fruta de verano favorita: nosotros te proponemos el melón y la sandía, ya que más del 90% de su contenido es agua, lo que te ayudará a mantener la hidratación.

Primero, lava y pela la fruta. Después córtala en trozos pequeños y pásalos por la licuadora. Vierte la mezcla en moldes para polos, colocando palitos en el centro. Congela durante al menos 4 horas y ¡a disfrutar!

Comparte
Noticias relacionadas
La importancia de la alimentación en la salud mental
Ver más
¿Qué alimentos activan la melanina en nuestro cuerpo?
Ver más
El autocuidado como forma de vida
Ver más
Mejora tu concentración en época de exámenes
Ver más